Carta de los Fundadores

UN POCO DE HISTORIA.

 

“Quizá la más grande lección de historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia.” (Aldous Huxley).

 

Los dejo pensando mientras ensayo un poco de historia, un pedacito de toda la gran historia del Colegio, si, del Jardín de Infantes Pulgarín y del Instituto Juan Ramón Jiménez.

Allá por 1968 , Anny finalizaba de cursar sus estudios Superiores de Educación Infantil, había pasado por la etapa primero del Magisterio, y se sintió atrapada por Jean Piaget y los nuevos pensadores franceses y españoles que traían las innovaciones sobre la educación inicial, por esa época, totalmente distanciada de la educación, llamémosle, “normal”.

Era la vanguardia, no novedoso de Emilia Ferreiro, los sí y los no de una educación que nacía, y que al parecer arrasaría con los sistemas clásicos, ya en ese momento vetustos y anacrónicos.

Como hacer para que los” nenes” ingresen en la etapa de formación, previo, el período de adaptación y a partir de allí comiencen a “amar la escuela”, a querer estos nuevos proyectos.

Charló con sus padres, Antonio y María, y allí se puso en marcha este modelo en la gran casona de mitad de cuadra con su enorme parque con sus arcos de ligustro, pero básicamente con toda la ternura de recibir a nenes al Jardín .

La primera promoción como la última, llegaron el primer día y en el momento de dejar a Mamy, sobrevino el llanto de la primera separación-después veremos que la vida es una continuidad de separaciones y asociaciones afectivas-.

Para muchos, era entrar a la casa de los Abuelos pero antes de fin de año ya entraban y salían con hábitos de conducta inducidos con dulzura cantos y cuentos, mas adelante los bailes.

Esa manera mágica de vivir esa etapa se llamó PÚLGARIN, que no es otra cosa que un duende que no es Pulgarcito, pues este duende es un duende muy especial, bueno es distinto.

Los Abuelos daban asilo político en la sala del comedor de Diario a la hora del te de los que lloraban y pedían por ellos, claro, María, la Abuela era una Abuela, y Antonio, el Abuelo era un Abuelo, algo muy distinto al ABU que seguramente tenían. Y Anny?, bueno allí estaba el cuento, la animación, la dramatización que los subyugaba, era el Duende.

Así empezó esta historia, dos docentes especializadas, un par de abuelos, y todo el amor del mundo.

Hasta allí nuestro sueño del Jardín de Infantes Pulgarín cumplido, con un proyecto edilicio del Arq°.Raúl Brócoli, que asemejaba la casa de cuentos donde viven los gnomos.Todo blanco mediterraneo, techo soplado en paja negra, arcos de medio punto y mucha luz, con flores en la chimenea, en fin, un sueño que aún esta en el bosquejo.

Que paso después?, ah si, ya Anny se había casado, habian nacido sus hijos María Victoria y Santiago, tenia su familia ya formada y su Jardín funcionando. Allí aparece un grupo de padres y nos piden la primaria.

Un pedido totalmente legítimo que nos lleno de orgullo, pero asimismo, nos planteo la necesidad de crecer en espacio edilicio. Menuda propuesta!, mas aún, era necesario un cambio de proyecto de edificio, y allí fuimos, poco a poco en épocas de la hiperinflación de 1983 comprando materiales a un valor por la mañana y otro por la tarde. Un desafío que solo un matrimonio joven con el empuje de nuestros padres, su apoyo incondicional nos permitió abordar.

Nunca fue nuestro proyecto fundar una empresa, la empresa nació por la necesidad de crecer con la responsabilidad de cumplir con nuestras obligaciones edilicias y laborales .Hoy funcionamos orgánicamente como una micro- empresa, pero siempre conducida con nuestro estilo de Management personal. Así nos tomamos nuestro tiempo, propusimos planes de contingencia, asimilamos la pertenencia al sistema de Gestión Privada, sin renunciar a nuestro criterio principal, que es y seguirá siendo EDUCAR EN LIBERTAD.

“JUANRA”, o sea Juan Ramón Jiménez, el nombre de la segunda parte de nuestra primera idea, se debe al sentido homenaje al autor de Platero y Yo ….” Platero es pequeño , suave, tan blando por fuera que se dirìa todo de algodòn, que no lleva huesos. Sòlo los espejos de azabache de sus hojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro" (JUAN RAMON JIMENEZ, Premio nobel de Literatura 1956)

Hoy, Jardín y Colegio, están en plenitud, es una realidad que esta allí, los abuelos se fueron de gira, la familia de Anny, Oscar, María Victoria y Santiago son sus propietarios y Directivos Generales, nuestros Directores y Asesores, docentes y personal administrativo y general, forman todo el elenco de este sueño cumplido.

 

INSTITUTO JUAN RAMÓN JIMÉNEZ · Quintana 328, Lanús Oeste (1824) Prov. de Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4-241-2041 FAX:4-241-1677 · E-mails: i.juanramonjimenez@gmail.com · jrjimenez@fibertel.com.ar
INICIO · INSTITUCIONAL · DEPTO. DE INGLÉS · FUNDADORES · FUND. PEDAGÓGICA · AUTORIDADES · TALLERES · IDEARIO · CONTACTO
UBICACIÓN · AGENDA · NOTICIAS · FOTOGALERÍA · PROP. ACADÉMICA